el juego infantil
Google
 
 
 

Volver a juegos para niños

 

Adivinanzas

 

 

El juego consiste en una serie de invenciones ingeniosas, hechas frecuentemente por los niños, que juegan con la ambivalencia que pueden comenzar a operar a partir del ingreso en la escolaridad -aproximadamente. Son juegos que suelen confundir al hablar en negativo, barrer con las suposiciones obvias y evidentes. Genera polisemia y estimula a los niños a ir un poco más allá en sus capacidades.

 

Analizaremos algunas creaciones que hicieron los niños como un juego, pero las que tienen algún tipo de enseñanza cultural. Empecemos por los juegos tal como se pronuncian en tierra mapuche.

 

 

Tengo cola y no soy animal

Y aunque subo muy alto

De las alas del ave estoy falto

Y no puedo a mi antojo volar

El barrilete

Rimas de los Mapuches

 

Primero es verde

Luego amarilla

Si querés saber qué es

Esperá un poquito

La pera

 

 

 

Va y viene

Va y vene

Pero está siempre

En el mismo lugar

 

La puerta

 

Pica y pica

Es rojo

Y no sangra

 

El ají

Camino, camino

Crece más alto que un pìno

 

El humo

 

Pérez anda y gil camina

Tonto será

El que no adivina

 

El perejil

 

Es una casita

De la que no puedo salir

 

El espejo

 

Dos niños juntos

Que no pueden mirarse

 

Los ojos

Una dama roja

Que siempre sale afuera

Y siempre está mojada

 

La lengua

 

 

San Francisco, San Francisco,

Si la miro me pongo visco

 

La nariz

 

Una dama sube

Siempre al colectivo

Sin pagar boleto

 

La sombra

 

Tengo una caja de huesos

Nola cambio ni por mil pesos

 

Los dientes

Por una risada perdí lo que tengo

 

El piñón

 

Pajarito volando

Con las tripas colgando

El barrilete

 

Puse pasto

Y planté un palito

 

El mate

 

Brilla como oro

Brama como toro

 

La tormenta

 

Duro arriba, blando abajo

Cabeza de víbora y pata de palo

 

La tortuga

 

Es una arquita

Muy chiquitita

Blanca como la cal

Todos la saben abrir

Pero nadie la sabe cerrar

 

El huevo

 

 

Soy tan grande como el mundo

Y con todo no me ves

Me tienen por vagabundo

Te envuelvo ancho y profundo

Todito de cabeza a los pies

 

El aire

Como soy así quedo

Pues no se cambia a mi edad

Tengo ojos y no veo

Y boca y no puedo hablar

Quién soy?

 

El retrato

 

Volando pasa la mar

No hace sombra ni ocupa lugar

El pensamiento

 

 

Una adivinanza prácticamente Perecquiana:

 

Sin ser lucero ni estrella

En medio del cielo estoy

Sin ser sol ni luna bella

Adivine usté quién soy

 

La letra E

 

En mi casa tengo un espejito

En el que no me puedo mirar

 

El sol

 

 

Mi padre tiene una sábana

Que no se puede doblar

 

Las nubes

 

 

El que la goza no la ve

El que la ve no la goza

 

La tumba

Adivina adivinador

Qué bicho tiene un don

 

El moscardón

 

Dominga va, dominga viene

Y en el medio se entretiene

La puerta

 

 

Salgo de la sala

Voy a la cocina

Meneando la cola

Como una gallina

 

La escoba

Poncho duro arriba

Poncho duro abajo

Patitas cortas

Cortito paso

Tortuga

 

Se levanta cual la nube

Y es muy blanco su color

Pero siempre cuando sube

Le da un susto al cuidador

 

La leche

 

Yo soy un cuerpo sin alma

Sin huesos ni coyunturas

Que se corta sin tijera

Y se cose sin costuras

 

La leche

 

Soy liso y llano en extremo

Y aunque me falte la voz

Respondo a la consulta

Sin agravios ni favor

 

El espejo

 

 

 

Oro no es

Plata no es

Abre la hoja

Y sabrás lo que es

 

El plátano

 

 

Entre muralla y muralla

Hay una flor colorada

Llueva o no llueva

Siempre está mojada

 

La lengua

 

Una yegüita blanca

Salta cerros

Y no se manca

 

La luna

 

 

De la tierra soy nacido

Y del hombre apetecido

Envuelto en pañales blancos

Y en cenizas convertido

 

El cigarrillo

 

Fui al mercado

Compré un negrito

Y ya en mi casa

Es coloradito

 

El carbón

 

 

Es su madre tartamuda

Y su padre un buen cantor

Tiene su vestido blanco

Y amarillo el corazón

 

El huevo

 

Como un árbol tengo miol hojas

Tengo lomo y caballo no soy

No tengo ni boca ni lengua

Mis consejos útiles doy

 

 

El libro

 

En el campo monterano

Hay un fraile franciscano

Tiene dientes y no come

Tiene barba y no es hombre

 

 

El choclo

 

Mi padre tiene un dinero

Que no lo puede contar

Mi madre tiene una sábana

Que no la puede doblar

 

El cielo y las estrellas

 

Vestidos de blanco y negro

Venían dos caballeros

Uno al otro le decía

Yo primero yo primero

 

Los pies

 

Primero fui blanca

Después verde fui

Cuando fui dorada

Ay pobre de mí

 

La naranja

 

 

Una adivinanza sobre un juego infantil que tiene éxito en muchos países, que va acompañando con la rima toda la danza que realiza el juguete.

 

Para bailar no me pongo la capa

Para bailar me la vuelvo a sacar

Ya no puedo bailar con la capa

Sin la capa no puedo bailar

 

El trompo