el juego infantil
Google
 
 
 

Juegos infantiles para descargar o imprimir

Volver a juegos para niños

 

Juegos para niños y niñas

 

En este espacio nos ocuparemos de los juegos que pueden compartir niños y niñas. Juegos tradicionales, algunos tal vez conocidos y transmitidos de generación en generación.

Antiguamente, en las generaciones de nuestros abuelos y nuestros padres, no existían las animaciones en los cumpleaños infantiles, por lo que ellos tenían que aguzar el ingenio para entretener a chicos y chicas con juegos que pudiesen gustarle a ambos sexos.
Ahora solo te enseñaremos juegos para niños y niñas que pueden ser útiles en muchas circunstancias como por ejemplo si eres docente, o  si tienes invitados niños y niñas a tu casa y no sabes como entretenerlos.


1-“La casa de tres”:


Pueden jugar la cantidad de participantes que se desee siempre y cuando sean número par.
Los niños y niñas se colocan en parejas, uno atrás del otro, de pie formando rueda.
Se elije una de las parejas para que inicie el juego. El que se encuentra adelante corre al compañero o compañera para atraparlo. Éste después de unas vueltas se coloca delante de cualquier pareja. Entonces el que está detrás de esa pareja, ocupa el lugar de aquél.
Si es alcanzado, de perseguido, se convierte en perseguido, y puede colocarse delante de cualquier pareja para que salga el que está detrás; y así continúa el juego


2-“Las estatuas”:


Una niña o niño hace de comprador de estatuas. Otro de vendedor, quien sobre la tabla o escaño ha dispuesto a los otros participantes a hacer de estatuas.
Al ofrecer su mercancía, el vendedor que cada uno de los chicos y chicas adopte la pose que desea.
El vendedor irá tocando cada estatua como si le diera cuerda. Entonces cada una hará un movimiento y sonido que tenga que ver con la estatua que eligió, por ejemplo: si un niño o niña hace de estatua de un gato en la posición de 4 patas, al activarse comenzará a caminar y maullar; o una niña elige ser una bailarina, al ser tocada comenzará a bailar.
Así sucesivamente hasta que todas las estatuas hayan adquirido movimiento.
Luego el vendedor las irá desactivando. Por lo cual cada chico o chica se deberá quedar inmóvil en la última posición que estaba haciendo antes de ser tocada.
No debe moverse ninguna, entonces el comprador elige la estatua que se llevará.


3-“¿Quién tiene el anillo?”


Chicos y chicas se sientan en ronda con las manos juntas como en posición de rezo.
Un niño o niña viene de afuera de la ronda con las manos en igual posición que los otros niños, pero con un anillo dentro de las mismas.
El niño o niña del anillo va pasando por cada participante entreabriendo un poco sus manos. Simulando poner en cada participante el anillo. Solo que lo va a poner en un solo lugar.
Luego de haber dejado el anillo en algún candidato, el que colocó el anillo preguntará a cualquier participante:” ¿Quién tiene el anillo?”
Si el o la participante no acierta, le tocará una prenda*. El o la participante que entregó el anillo pregunta a otro niño o niña la misma pregunta, si no acierta, le corresponde otra prenda.
Así continúa el juego hasta que alguien acierta.
El que acierta es el que repartirá el anillo en la próxima ronda.
Las prendas para los que no adivinaron las elige el que entregó el anillo.
*Prenda: es como una penitencia graciosa para el que perdió como por ejemplo: cantar una canción con la nariz tapada; ladrar y caminar como un perro; hacer un rol para atrás; etc.


4-“Tengo un barquito cargado de…”


Este es como el anterior un juego tranquilo, ideal para esos días lluviosos donde el adulto no sabe ya como entretener a los niños y niñas.

Sentados en rueda el que dirige el juego dice:”Tengo un barquito cargado de Pe (por la letra p), o cualquier otra letra que se le ocurra. Cada participante debe contestar a su turno y con rapidez con que está lleno el barquito. Debe estar lleno de algo que comience con la letra p, como por ejemplo: “Lleno de pan”, o “lleno de plomo”; etc.
Hay que hacerlo con velocidad y si algún participante se equivoca, deberá cumplir una prenda sencilla.


5-“Un limón, medio limón…”


Este también es un juego tranquilo pero de agilidad y rapidez mental.
Los niños y niñas se colocan en rueda.
El que dirige el juego le asigna un número a cada participante. Por ejemplo: Si hay 10 participantes cada uno tendrá un número del 1 al 10, o sea nunca más números que participantes. Pueden estar desordenados, pero cada uno debe recordar cual es su número.
El que dirige el juego también tendrá su número, que será el 1. Comenzará el juego diciendo primero su número de esta manera:”Un limón, medio limón tres limones”.
El participante que es el número 3 debe contestar en el acto y sin error:” tres limones, medio limón, seis limones”.Por lo cual el participante número 6 deberá contestar”Seis limones, medio limón, dos limones”
Al que le toca responder siempre debe anteponer su número, luego la palabra limones, luego siempre decir medio limón, y por último decir el número de limones que quiera y elija,
Por la rapidez del juego se suele provocar como una dificultad de trabalenguas que causa mucha risa.

Una variante más complicada para niños de más edad es usar el mismo sistema pero cambiando la fruta. Por ejemplo, dos limones, medio limón, tres limones, y el número tres tiene que empezar con una fruta distinta, como por ejemplo "tres ciruelas, media ciruela, seis ciruelas". El participante número seis cambia por otra fruta y nunca se puede repetir la fruta anterior.