el juego infantil
Google
 
 
 

Volver a juegos infantiles

 

Rondas y juegos grupales

Las rondas fomentan en los niños lo grupal, respetando turnos, colaborando con el que no sabe qué movimientos se van a hacer mediante el modelo de imitación que tanto influye en la infancia.

Las rondas son cantos rítmicos que se acompañan de una danza, casi siempre de disposición circular, con gran carácter ritual,

que recuerdan a la época en que las comunidades se reunían para hacer invocaciones a la naturaleza o alguna otra clase de ruegos. Muchas rondas infantiles han sido criticadas por exigentes y hasta crueles, en el sentido de engendrarles miedo a los chicos, inculcarles valores estrictos, etc.

Claro que el contenido es variable según los grupos, pero de todas maneras el trabajo entre todos es favorecedor de la vida social. Aquí va un ejemplo "solidario":

Rondita de la mano

Dame una mano

Dame la otra

Vamos a hacer

Una ronda grandota gallito-infanitles-rondas

Una rondita muy alta

Una rondita muy baja

Una rondita saltando

Un ronda en una pata

Una ronda sentado

Porque ya estoy cansado!!

 

Gallito ciego

Se le venda los ojos al que hará de gallo. Se le pregunta, según una de las variantes, la siguiente fórmula

Gallito gallito, se te ha perdido algo?

Contesta: Sí, aguja y dedal

Se le practica una cantidad de giros hasta que el gallo se maree, antes de contestarle:

Pues a buscarlo al totoral!!

Allí todos los niños salen corriendo y el gallito debe encontrarlos.

El procedimiento suele ser éste, más allá de las preguntas en juego. Pero algunos incluyen terminar el juego mediante la adivinación de quién se trata a quien el gallo encontró.

 

Juegos de piso

Rayuela

La rayuela encuentra diferentes nombres según la región del mundo: calderón, tejo, trquelenele, telazarranea, cox cox, pitajuela, mariola, futi, pata coja, reina mora, infernáculo en España; golosa, carroza en Colombia, lucho o hucho en Chile; mundo en Italia; juego del hombre muerto o juego del diablo en Portugal.

Estamos aquí ante un juego que marca el inicio de una era simbólica dentro de la cosmovisión científica, debido a la casi certeza de que se trata de un juego con reminiscencias ancestrales, de la época en que el hombre empezó a plasmar en la tierra lo que veía en el cielo. Por lo tanto se trataría de las primeras representaciones astrológicas: quizás las primeras observaciones científicas.

 

rondas-piso-rayuela

 

Este juego, extendido en una gran cantidad de países, tiene una gran variedad de reglas y maneras de confeccionar el dibujo. Se trata básicamente de un juego de casilleros que se traza sobre el suelo, por lo general por intermedio de una tiza.

Se cree que el primero en inventar el juego fue un monje español, con la intención de simbolizar las etapas del desarrollo y las dificultades que se presentan en el juego de la vida. Pero la teoría astrológica pone en jaque la veracidad de esta hipótesis. En Italia se llama "mundo" en alusión a los 12 casilleros que representa al zodíaco y la piedra, al sol.

Por la estrategia del salteado, este juego sirvió de inspiración para la novela homónima de Julio Cortázar, en la que se puede seguir un orden diferente al de la lectura tradicional.

 

Reglas para una de las variantes:

 

Se trazan los 12 casilleros que van de la tierra al cielo. Se arroja una piedra (tánganas, chitas en España) progresivamente hasta el cielo, empezando por el uno. Saltando en una pierna (por eso pata coja) o en dos según los casilleros de ese nivel (dependiendo del dibujo hecho) se debe evitar pisar el casillero donde está la piedra. Una vez superado, se detiene uno en un descanso, retira la piedra y se sigue saltando hasta el cielo. Es más fácil retirarla cuando hay dos casilleros que se pueden pisar al mismo tiempo. El juego finaliza cuando uno de los jugadores llega al cielo. Pierde el turno el que tira mal la piedra, también el que pierde el equilibrio, así como el que pisa la raya limitante de los casilleros -acaso por eso el nombre de rayuela, aunque otros dicen que en su origen el "tejo" o piedra debía acercarse lo más posible a una raya en el suelo.

 

Bolitas (o canicas)

Este juego es uno de los que llevan a los niños a competir: muchas veces el que gana se queda con la bolita del perdedor. Esto dota al juego de un gran apasionamiento, a la vez que muchos adultos también comienzan una polémica: ¿se trata de un juego sano? Como ya vimos para hablar de las pistolas de juguete, el juego siempre es sano. Ningún niño se hizo apostador empedernido por jugar a las bolitas con sus amigos.

bolitas-juego-infantiles

Sobre los límites de la competición, hay una película mexicana de principios de este milenio que se llama El Bola, un niño de barrio que convierte su habilidad en competencias, su vida pasa a ser una aventura -que a veces no sale tan bien. Pero el juego de las bolitas ya dio pruebas de sobra acerca de su vigencia elocuente y de lo bien que la pasan los niños que juegan con ellas.

 

Una variedad estándar de juego sería el siguiente:

 

Se traza un territorio en la tierra y en el centro se cava un hoyuelo que se denomina de diferentes maneras según la región. Digámosle OPI.

Sin salirse del territorio, se intentará dar con la bolita del contrincante. Luego de asestar el golpe, el paso para la victorio consiste en embocar la bolita en el OPI.

 

trompo-ronda-juego trompo o peonza, es un juego que se extiende en varios continentes, donde la población infantil y adulta disfruta de esta gran atracción que depende exclusivamente de la habilidad y del equilibrio.

 

La Mancha

 

(pilladita en el Noroeste argentino o Tú la traes en México)

 

Se trata de un juego grupal prácticamente universal, que adopta formas según el país donde se realice el juego. Se puede realizar en un lugar preferentemente abierto o en un espacio amplio. La idea es que el jugador que es "mancha" o que "trae la peste", etc, tiene que intentar tocar a alguno otro para contagiarlo y convertirlo en mancha. De esta manera se libera y pasa a ser de los que escapan. Puede haber zonas de confort, "bases" o "casas" en las que la mancha no puede atrapar a nadie. Se trata de un juego que requiere gran destreza física y que los niños juegan en cada recreo de la escuela. Las variantes son la mancha venenosa, por ejemplo, en que cada jugador que es mancha debe perseguir al otro tocándose en la parte del cuerpo donde fue él mismo tocado.