el juego infantil
Google
 
 
 

Volver a juegos para niños

 

Destrabalenguas

Si bien se los conoce popularmente como trabalenguas, el nombre original y clásico es "destrabalenguas", por su función de algún modo terapéutico, como ya veremos.

trabalenguas-juego-infantil

Los trabalenguas son uno de los juegos más sabios que haya inventado el ingenio humano, pues no sirven sólo para la diversión sino que ayudan a los niños a una correcta pronunciación cuando algo presentan alguna dificultad en la adquisición de una habilidad de pronunciación. Estamos entonces ante un juego que a la vez resulta terapéutico. Tienen un parentesco directo, al menos en cuestión de forma, a las rimas infantiles.

 

* Un destrabalenguas de importancia terapéutica

 

Marisa desmanicomializa a los maníacos del manicomio comiendo maní.

 

* Sobre la combinación de dos flagelos

Paco compró pocas copas

Y como pocas copas compró

Pocas copas pagó paco

 

* La salida de las copas puede llevar a la locura.

Este destrabalenguas además ordena las conductas:

 

Paco, peco, chico rico

Insultó como un loco

A su tío Federico

Y éste le dijo:

Paco, Peco,

Poco a poco

Poco pico

 

* Un desafío geográfico

 

El rey de Constantinopla

Está desconstantinoplizado

Y el que lo descontantinoplice

Un buen desconstancoplador será

 

*Cuidado con destrabar lenguas cayendo en neologismos

 

El cielo está encarañublado

Quién lo encarañublaría?

Quien lo encancarañubló

Gran encarañublador sería

 

*Un clásico para el rotacismo

 

Erre con erre guitarra, erre con erre barril, rueda que ruedan las ruedas del ferrocarril

 

* Ejemplos tradicionales para destrabar la lengua

 

En un plato de trigo

Tres tristes tigres

Comen trigo

 

Pablito clavó un clavito

Qué clavito clavó Pablito?

 

María Chuzena

Su choza techaba

Y un techador

Que por ahí pasaba

Le dijo:

María Chuzena

Tú tejes tu choza

Yo techo la mía

 

 

  • El aporte brasileño

Num ninho de mafagafos

Seis mafagafinhos há;

Quem os desmafagarizar

Bom desmafagarizador será

 

 

  • Lo anterior presenta un mismo esquema de obtención de premios y recompensas mediante el aprendizaje de reglas del léxico. El niño que maneje mejor la lengua, será el más apto en la sociedad

 

El cielo está engarabintintagulado

Quién lo desengarabintintagulizará?

El desengarabintintagulador

Que lo desengarabintintangulare

Buen desengarabintintagulizador será

 

 

*Además de digno recurso didáctico y pedagógico, veremos que los destrabalenguas son un genuino pasatiempo, un espacio de juego posible entre madres e hijos a más de una edad.

Entramos en el terreno del doble sentido.

 

Con pinto no pinta nadie

Porque pinto es pinton como yo

La que con pinto pintase

Pinta conmigo y conmigo

 

*Sobre la sordera y su prevención en las generaciones de niños que vendrán

 

tengo una palomita

pinta, pilicia, piliorda

piliminisorda y sorda

si la palomita no fuera

pinta pilicia y piliorda

piliminisorda y sorda

los pichoncitos no serían

pintos pilicios, piliordos

piliminisordos y sordos.

 

*Pueblo chico, infierno grande. En este destrabalenguas veremos que tanto chicos como grandes pueden establecer parámetros de queja sobre la indiscreción y la pérdida de la privacidad.

 

Me han dicho que has dicho un dicho

Que han dicho que he dicho

El que lo ha dicho mintió

Y en caso que hubiese dicho

Ese dicho que has dicho

Que han dicho que yo he dicho

Dicho redicho quedó

Y estaría muy bien dicho

Que han dicho que he dicho yo

 

*Como ya vimos, se puede incurrir en la polisemia, como etapa infantil muy importante: el niño aprenderá a superar las ambivalencias, entrando al mundo del doble sentido y a cuando las palabras pueden querer decir más de una cosa. Veamos un destrabalengua con cierto sentido romántico.

 

en las partes de partes

que tú repartes

veo que partes pronto

para otra parte

Mas si partes

Me partes

De parte a parte

 

*destrabalenguas con influencia de lenguas indígenas

 

toma esta cajita

de tuturumbé

toma y guárdala bien

que adentro hay un cachimicaco

con cinco cachimicaculitos

en fin, no me cachimiqués más