el juego infantil
Google
 
 
 

Volver al inicio

Libros

Psicología evolucionista

Familia

Adolescencia Normal

Observatorio de psicología infantil

Cátedra de Psicología Evolutiva

La cátedra de Psicología evolutiva de la Facultad de Medicina de la Universidad del Salvador está compuesta por:

Titular: Dr. Carlos G. Zabalza

Auxiliar: Dr. Federico Beines

Actividades de la cátedra:

Cursada cuatrimestral, obligatoria.

Teóricos: Lunes, 14 hs. A cargo del Dr. Zabalza.

Prácticos: Lunes 15 hs. A cargo del Dr. Beines.

Los profesionales de la cátedra nos dedicamos a la población infantil, tanto para la docencia y la terapéutica como para la investigación.

La cátedra nació el mismo año que la facultad, siendo la primera del país a nivel médico en presentar en su currícula una materia destinada a lo infantil. El primer titular fue el Dr. Bonoli Cipolletti, quien había montado un servicio de Psiquiatría Infantil en el actual Hospital Moyano. La materia se llamaba: Psicología evolutiva y psicopatología infantil. Este médico se formó en EEUU y falleció en el 2003.

El Dr. Maffei es el segundo titular de una cátedra que denota la posición de la Universidad en torno a las cuestiones infantiles, dejadas de lado con tanta frecuencia y no sólo en ámbitos académicos. Maffei fue uno de los fundadores de la Asociación Argentina de Psiquiatría y Psicología de la Infancia y la Adolescencia (ASAPPIA) y jefe del servicio de Psiquiatría Infantil del Hospital de Clínicas a partir del alejamiento de Telma Reca, en el año 1966. Se trató de una de las primeras experiencias en incluir profesionales de psicología en un servicio de carácter público. Cabe recordar que la carrera de psicología había sido inaugurada hacía muy pocos años. En el año 1957 se creó la primera facultad en la ciudad de Rosario, donde también se había fundado la primera cátedra de psiquiatría infantil del mundo (siendo su ltitular Lanfranco Ciampi). Hoy en día la facultad de psicología de una ciudad tan importante como Rosario no tiene en su currícula una materia sobre psicología infantil.

Por otro lado los residentes en psiquiatría infantil de Buenos Aires no obtienen especialidad al fin de la residencia porque la psiquiatría infantil fue retirada de las listas de especialidades médicas. Todo esto habla de una posición hacia la población infantil que dista mucho de lo que nosotros opinamos. Es tarea de todos comenzar a gestar un lugar mejor para la infancia, por lo que esta cátedra de Psicología evolutiva responde a objetivos que también van más allá de lo académico.

Psicología evolutiva

La psicología evolutiva es la denominación de la psicología del desarrollo dividido en etapas o estadíos evolutivos. También se la ha llamado psicología infantil.

La cátedra tiene dos objetivos: el aprendizaje teórico de las etapas evolutivas, así como de las corrientes de psicologías que la sustentan, aplicado a la medicina; el segundo objetivo tiene que ver con el aprendizaje de observación de conductas. De aquí viene el esquema de la materia Psicología Evolutiva, en la que el día de cursada se ordena primero con un trabajo práctico, destinado al entrenamiento en observaciones, y un espacio de teóricos, desde donde tener una base para la aproximación a la psicología infantil.

Aprovechando la introducción a la psicología que sucede el año anterior, en la que los alumnos tienen una formación básica con respecto al psicoanálisis, desarrollaremos una breve comparación entre aquel y la psicología infantil o evolutiva.

La psicología evolutiva utiliza el recurso de la observación directa. Esto implica que el método de esta psicología es netamente empírico, cuya validez dependerá de lo reproducible del hallazgo y de la predictibilidad alcanzada por el experimentador. En el método psicoanalítico, la observación nunca es directa puesto que se trabaja sobre un relato, de manera diferida y a modo de reconstrucción. Tanto la psicología evolutiva como el psicoanálisis son disciplinas descriptivas es decir, la observación es de singular relevancia como fuente. El objeto de estudio será siempre la psicología de las primeras etapas de la vida. Una diferencia más: mientras resulta esperable que el investigador en psicología infantil no incida en el resultado de una experiencia, en el psicoanálisis esto no es así. Al tratarse de una modalidad terapéutica, si bien es deseable para el psicoanalista que no se influya en la evolución del paciente, éste no podría hacer lo mismo sin el terapeuta -por lo tanto siempre hay una incidencia.

Todas estas diferencias no descartan territorios en común entre el psicoanálisis y la psicología infantil -por eso mismo un observador de método directo puede incidir en un resultado y ser esto algo sujeto al análisis. Georges Devereux fue el que propuso la analogía de la psicología con el principio de incertidumbre de Heisenberg, en el que todo observador modifica lo que es observado, demostrado al notar que cuando se observa una partícula atómica, en dicho momento esa partícula modificó su velocidad y posición: ya no está más allí donde es observada. Esto, lejos de hacernos descartar una muestra, nos permite usar herramientas para analizar los puntos de intersección de las metodologías para obtener resultados más atinados. Devereux usa el comportamiento de contratransferencia para llegar a estas conclusiones, diciendo que no se trata de un obstáculo sino de una fuente rica para estudiar. Si bien toma conceptos del psicoanálisis, predomina en su obra la perspectiva antropológica: Devereux estudió sus argumentos en múltiples poblaciones del mundo, fundando así la etnopsiquiatría.

psicologia-infantil-observacion

Instrucciones para la observación

Durante un mínimo de 15 minutos se observará a un niño en cualquier ambiente, describiendo todo de modo coloquial, sin intentar conceptualizaciones sobre psicología infantil ni nada por el estilo. Es ideal que el niño en cuestión no se entere que está siendo observado. Existen excepciones, por ejemplo: si uno observa el comportamiento infantil de un primo y el niño nos incluye en el juego, cabrá entonces la postura de Devereux para no desechar el resultado y analizar esto dentro de las variables que son la intersección entre psicología infantil y psicoanálisis.

Todo lo que además sea observado en la cotidianeidad sin plantearse como observación (como por ejemplo ver una película, un familiar cercano, un hecho que recuerden) también será celebrado como observación a ser comentada o escrita.