el juego infantil
Google
 
 
 

Dibujos en Argentina

Imágenes infantiles para colorear

Volver a inicio

Dibujo infantil

 

Las percepciones, y sobre todo los sentimientos del niño con referencia a su cuerpo, tienen incidencia sobre el autoconcepto general. Esto se investiga de modo privilegiado por medio de los dibujos que los niños realizan.

Al estudiar la imagen corporal a través del completamiento de un dibujo, pudo verse que la mitad de los niños de cinco años ya pueden agregar adecuadamente el cabello, los rasgos faciales, el cuello, los miembros y hasta los dedos, pero no logran la expresión facial hasta los ocho o nueve años.


Este es el dibujo de una niña de 8 años que ya cuenta con pensamiento abstracto y un buen nivel de simbolizaciones

 

Ilg y Ames han comunicado que "aproximadamente a los cinco años, alrededor del 80% de los niños (...) fueron capaces de dibujar sus ojos al ser tocados por el examinador, y, en condiciones similares, alrededor del 50'/. Pudieron hacer un dibujo de sus cejas" (Cratty, 1982). Aquellas mismas autoras confirmaron que el dedo dibujado más precozmente era el pulgar (90% a los cinco años).

Siendo la imagen corporal la resultante de multitud de sensaciones cenestésicas conscientes e inconscientes, de percepciones de movimiento y de la influencia de interacciones sociales, su constitución y modificación es un proceso de lenta evolución, que podrá ser censada por el dibujo.

El dibujo en la adolescencia

El rápido crecimiento corporal de la pubertad, que excede en velocidad a la capacidad de adaptar la propia imagen a la nueva realidad. Esto producirá una inadecuación transitoria de las pautas de movimiento durante el comienzo de la adolescencia: causa principal de la "torpeza" clásica de la etapa.

Sin embargo aquí veremos que la técnica del dibujo no es la más adecuada para evaluar el auto concepto de los adolescentes, pues pueden prestarse a confusiones, a no querer realizar el dibujo, etc.

Para adentrarnos en este mundo juvenil nos veremos forzados a utilizar juegosy con frecuencia medios audiovisuales que tengan un atractivo a veces tecnológico, que supere el carácter lúdico del simple dibujo.

Aquí veremos un ejemplo de dibujos en niños de diferentes lugares de Sudamérica.

 

Análisis de dibujos en niños de hasta 12 años de grupos de Argentina, Ecuador y Brasil

Autor: Federico Beines

 

La técnica del dibujo libre se propone como método para la investigación de casos individuales en psiquiatría infantil a la vez que para la investigación transcultural comparativa. Aquí se resume la experiencia de seis trabajos de campo realizados entre el año 2000 y 2005 en tres países de Sudamérica, lugares en los que se evaluaron los dibujos de niños hasta 12 años, de ambos sexos, escolarizados o no. El total de participantes asciende a 40, que realizaron su dibujo durante el primer contacto con el experimentador, ya fuera en su llegada a un poblado o el día de admisión de los niños a un hospital.

Estas niñas de Saraguro están dibujando con la técnica de dibujo libre, como voluntarias de esta experiencia

 

Tal como lo habíamos anticipado en un trabajo sobre dibujos realizado en Argentina (1), nos encontramos con la necesidad de expandir la muestra a otras culturas para validar las hipótesis. En aquella oportunidad se realizó una experiencia de dibujos mediante la observación de un espejo, encontrándose que los niños de 5 y 6 años ya tenían una neta influencia de la escolaridad así como de ciertos rasgos culturales -a comparación de una muestra de niños de menor edad. Esto nos sirve para reformular la idea de Piaget acerca de las invariantes culturales que suceden en los niños de todas las culturas, pretendidas hasta la edad aproximada de ocho años.

Anteriores experiencias con dibujos

En la literatura científica argentina no contamos con demasiadas referencias a los dibujos en niños según el contexto cultural -al menos desde el campo psicológico. Podemos señalar el aporte de quienes trabajaron en la normatización regional de una serie de tests como el visomotor (2), así como la normatización del dibujo de la figura humana en el CONICET (3,4). Asimismo encontraremos un trabajo cualitativo de los dibujos de niños de la calle de Buenos Aires (5).

De todas maneras el primer trabajo que aparece al buscar antecedentes experimentales de dibujo es el de Telma Reca (6) que realizó un estudio en niños entre 12 y 15 años de las provincias de San Juan, La Rioja y Buenos Aires. En este caso el objeto de análisis fue la figura humana en cinco grupos culturales: "Poblaciones rurales, ciudad intermedia, metrópolis-clase popular, metrópolis clase media, metrópolis -clase alta". En aquel trabajo se analiza la personalidad del sujeto a partir de técnicas "que están altamente influidas por la ejercitación específica y otros factores de tipo cultural". Dicha ejercitación específica es el eje del trabajo de Reca (convirtiendo lo social en influencia ambiental) a la vez que lo es de aquellos que realizaron las normatizaciones regionales de los tests.

Estos niños de la localidad de El Pincho, Yantzatza, a orillas del río Zamora, participaron de la experiencia de dibujos en su escuelita

 

El presente trabajo apunta a esos "otros factores de tipo cultural" que escaparon al estudio

de Telma Reca, para quien lo cultural es sinónimo de información (desde lo cuantitativo, por ejemplo a mayor vocabulario de los sujetos, mayor es su "cultura"). De esta forma nos acercaremos más a lo cultural desde lo que funciona como la singularidad de un grupo determinado y no como un intento de igualación de las producciones según el estrato social. Lo cultural entonces estará dado por el rasgo que diverja de lo que es esperable por lo transcultural, transformándolo -pues partimos de la hipótesis que no habría un rasgo transcultural o "universal" puro.

Objetivos

  Comparar transculturalmente los dibujos de diferentes grupos, con el fin de extraer similitudes y diferencias en relación a los siguientes ejes: el papel de la esoclarización y las influencias culturales en la elección y la forma de los motivos dibujados. Se discutirá la validez de la técnica del dibujo libre para el análisis de datos antropológicos a la vez que se pondrán de manifiesto variables culturales que no suelen tenerse en consideración para el estudio clínico individual.

   

<